Cuban Catholic Bishops

Mensaje de los Obispos Católicos de Cuba
después de la visita del Papa Juan Pablo II
12 de Febrero de 1998
________________________________________

“¡ABRAN SUS CORAZONES A CRISTO!”

A los fieles católicos y a todo el pueblo de Cuba
Queridos hermanos:

La visita del Papa Juan Pablo II a Cuba ha constituido un paso evidente de Jesucristo por nuestra historia, por ello deseamos expresar los hondos sentimientos y las reflexiones que ha suscitado en todos nosotros, al mismo tiempo que la proyección de futuro que ella contiene.

Ante todo queremos dar gloria, alabanza y acción de gracias a Dios por este regalo maravilloso que le ha dado a la vida de nuestro pueblo y a la historia de nuestra Patria. Con el Salmista podemos repetir: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

Esta visita, largamente esperada, estuvo preparada por el arduo trabajo de todo un año. Desde que se conoció la fecha de la misma, los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas y laicos, se entregaron con tesón para que produjese abundantes frutos espirituales en la vida de nuestra nación. La misión con la imagen peregrina de la Virgen de la Caridad por los distintos pueblos y ciudades de Cuba fue el punto culminante de los trabajos previos a la visita pastoral de Juan Pablo II.

Esta gran misión, como ya hemos expresado en otras oportunidades, puso en evidencia la fe religiosa presente en la gran mayoría del pueblo cubano.