Actividades “Hospitalarias” de la Asociación Cubana

El Propósito de la Orden de Malta es la santificación de sus miembros mediante la defensa de la fe y el servicio hacia los pobres. A través de los siglos, el compromiso de la Orden de servir a los pobres y necesitados, El principal enfoque de la Orden siendo en el “Hospital”. Sin embargo, el término “Hospital” tiene que ser interpretado en el contexto de la Edad Media. Un “Hospital” atendía las necesidades de la persona cualesquiera que fuesen. Un componente significativo de los servicios era el servicio médico, pero el “Hospital” también proveía alojamiento, comida, ropa y lo que se necesitase.

Los miembros de la Asociación Cubana participan en una serie de proyectos con la intención de continuar con esta tradición. Comenzando con la rehabilitación de la Clínica San Juan Bosco a principios de 1990, la Asociación Cubana ha creado una serie de proyectos dirigidos a las necesidades de las comunidades que sirve, permitiéndoles a sus miembros servir en forma personal a aquellos que lo necesitan. Sus programas incluyen:

TABLA DE CONTENIDOS

  • Programas en CUBA
  • Misiones Médicas
  • La Casita de Malta
  • Cínica San Juan Bosco
  • Asistencia a Haití
  • Donaciones Financieras

 

Programas en CUBA

La Asociación Cubana h estado activa desarrollando obras de caridad, tanto en la comunidad de Miami como en el exterior, especialmente en nuestro amado país de origen. Hoy en día en Cuba existen 58 comedores de parroquia, o “cocinas de sopa” en toda la isla, subsidiadas por nuestros esfuerzos. Más de 800.000 comidas se sirven al año, principalmente para los ancianos. También colaboramos con la Asociación Española en el proyecto de la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro en La Habana, bajo Sacerdotes “Vincencianos” (de San Vicente).

Además, asistimos a las monjas Siervas de María que manejan cuatro instalaciones de servicio para niños y pobres y prestan asistencia a una residencia para sacerdotes retirados y discapacitados (que antes nunca había existido), la instalación de servicio asistido de San Francisco de Paula. También subsidiamos el único seminario en Cuba, San Carlos y San Ambrosio, con una porción significativa de sus gastos anuales, y un seminario más pequeño en la Arquidiócesis de Camagüey.

Continuar

 

La Casita de Malta

banner_lacasitademalta
La Casita fue el sueño de un miembro de la Orden y su esposa, Luis y Berta Parajón. El centro de asistencia Nuestra Señora de Filermo estableció en el 2008 un comedor para los pobres llamado “La Casita de Malta”, basado en la Iglesia San Juan Bosco en Miami, Florida.

Este esfuerzo, apoyado por los Caballeros y Damas de Malta y un grupo de más de 120 voluntarios, la mayoría estudiantes de bachillerato, que donaron su tiempo repartiendo comidas a cientos de parroquianos que no lo merecían. Los voluntarios también sirven para asistir en los programas religiosos con reuniones semanales que pueden ser de entre 70-80 mujeres en el fin de semana. Sírvase pasar a la página “La Casita de Malta” para más información.

 

Continuar

 

Misiones Médicas

hosp3Las misiones médicas han sido organizadas para la República Dominicana, Guatemala, Ecuador y Panamá. En 1991, una de las obras “hospitalarias” de la Asociación fue la construcción en Choluteca, Honduras de una farmacia, centro de rehabilitación, y ala de maternidad, además de donación de suministros y equipos, incluyendo 2 autobuses para el transporte de pacientes. En 1994, hubo también el rescate de balseros cubanos por un avión piloteado por miembros de nuestra Asociación. En el 2002, en respuesta al terremoto en El Salvador, un avión fue contratado para transportar 40.000 libras de comida para las víctimas.

El trabajo continua hoy en Puerto Rico, donde miembros asisten el hospital más antiguo de las Américas, La Concepción, en San Germán.

Los doctores de La Orden conducen misiones médicas en la República Dominicana y otros países en América Latina y el Caribe. Típicamente, los equipos de voluntarios consisten de ocho a diez doctores, un número igual de enfermeras y asistentes médicos, y varias personas que ayudan a distribuir materiales y medicamentos. Todos los medicamentos se dan libre de cargo alguno. Una misión típica que se conduce en un fin de semana de 3 días, atiende entre 1.000 y 1.300 pacientes, resultando en más de 2.500 visitas de pacientes y la distribución de medicamentos por encima de $100.000 en valor.

Continuar

 

La Clínica San Juan Bosco

Desde su comienzo en 1992, la Asociación Cubana que trabajaba en la Parroquia San Juan Bosco inició el Centro Médico con el nombre de Clínica San Juan Bosco. Esta fue efectuada con la bendición de Monseñor Vallina, Obispo Agustín Román, el Arzobispo de Miami, Edward McCarthy y la Asociación Cubana de la Orden de Malta. Estaba dirigida por servicios voluntarios incluyendo médicos, enfermeras y personal laico. Pronto a unirse con el Hospital Mercy, cuidando a los indocumentados en una de las secciones más pobres de Miami. La clínica creció en tamaño y reconocimiento, agregando un servicio legal voluntario para atender las necesidades de la comunidad local. Incluyendo, por supuesto asistencia en inmigración y alojamiento. Bajo la dirección cuidadosa de las Hermanas de San José, el cuidado medico iba dirigido a adultos, pediatría y asistencia sub-especializada. Desafortunadamente, debido a la pobre condición de la estructura, la clínica se vio forzada a mudarse a la Parroquia Corpus Christi.

Es aquí donde la clínica funciona hoy. Sirviendo a los que no tienen seguro en el Condado Dade (incluyedo indocumentados), brindando cuidado médico a los menos afortunados.

Bajo la guía de las Hermanas de San José y de la directora actual, Berta Cabrera, el Centro médico ha podido crear vínculos estratégicos con hospitales locales permitiendo a sus pacientes evaluaciones de laboratorio, rayos x, intervenciones quirúrgicas y terapia de seguimiento.  Los médicos de la clínica Orden de Malta sirven principalmente impartiendo cuidado especializado a los necesitados. En la clínica, los pacientes son revisados por médicos internistas y enfermeras practicantes. Al identificar necesidades específicas, estos pacientes son referidos a los especialistas que verán a estos pacientes en sus clínicas privadas sin cargo alguno.

La clínica ve un promedio de 977 pacientes al año; 6500 visitas médicas. El costo promedio de cada paciente es de $500 al año. La clínica está dirigida con apoyo local, donaciones y regalos. Los programas ofrecidos incluyen servicios infantiles, servicios a adolescentes, revisiones de cáncer de mama y procedimientos diagnósticos, servicios femeninos, educación del paciente, educación y tratamiento a los diabéticos, farmacia, medicina interna y cuidado especializado incluyendo cardiología, gastroenterología, pulmonar, para nombrar algunos.

Durante todo el año, la Asociación Cubana de la Orden de Malta realiza varios eventos para solicitar ayuda, tanto voluntaria como monetaria para estos proyectos.

 

Asistencia a Haiti

Desde el 2008 la Asociación Cubana ha estado prestando asistencia a diferentes programas en Haití. Antes del terremoto y después del mismo la Asociación ha asistido Fr Anistus Chima CMF en la Parroquia de Nasón. Esta parroquia fue totalmente demolida por el terremoto del 12 de enero del 2010. Mediante esfuerzos de apoyo, incluyendo los de la Asociación Cubana, esta comunidad y su iglesia ha estado en proceso de reconstrucción. La asistencia continúa guiada por los esfuerzos de Mauricio Fernández, miembro de la Asociación Cubana.

No solo se brinda asistencia en la reconstrucción de estructuras destruidas, sino también levantando el espíritu de los damnificados. La Asociación asiste Fr Chima manteniendo un campo de verano para los niños de la parroquia. Este es un proyecto anual.

 

Durante el verano del 2013 tuvimos 100 niños de esta parroquia en un campamento de dos semanas, que les permitió, completar el año escolar y avanzar al siguiente grado. En este campamento a los niños se les enseña a tener poder total, buena higiene y seguridad. Hemos estado recaudando dinero para repetir este campamento en julio del 2014.

Continuar

Enfoque hacia El Caribe

La Asociación Cubana continúa manteniéndose preparada para emergencias n el Caribe. Durante el terremoto en Haití, la Asociación Cubana, encargada de la coordinación de los esfuerzos de ayuda desde Miami, en asociación con Malteser International, rotó diez equipos de doctores y enfermeras basadas en Miami, que donaron su tiempo, alejándose de su trabajo y de sus familias, para asistir en el apoyo de esta devastada nación así como la organización de transporte de equipos de Alemania, Italia y Francia.

La Asociación Cubana organizó la adquisición de artículos sumamente necesarios desde camiones a equipos médicos e hizo arreglos para su transporte al país. La Asociación Cubana es una de las 25 Asociaciones Nacionales de la Orden de Malta que es miembro de “Malteser International”, el cuerpo internacional de alivio de la Orden.

 

Donaciones Financieras

Además de prestar los servicios personales, la Asociación Cubana ha establecido un programa de asistencia financiera a proyectos en el Sur de la Florida, Cuba, El Caribe y América Central. Un proyecto debe ser patrocinado por un miembro de la Asociación para poder ser aprobado y ser consistente con el carisma de la Orden. Algunos proyectos que la Asociación patrocina financieramente en base anual, incluyen:

Fundación San José Obrero

Basada en Choluteca, Honduras, esta Fundación dirigida por la Iglesia Católica en Honduras, presta servicios sociales necesarios así como empleos a la comunidad. La fundación ha sido dirigida por el Padre Alejandro López Tuero, sacerdote cubano que estudio en Canadá con el Obispo Agustín Román y el Cardenal Jaime Ortega.

El primer trabajo que hicimos fue donar una planta de energía que fue comprada a la Florida Power and Light en 1996. Desde ese momento hemos estado en contacto con Fr. López Tuero en su misión a Miami que ocurre dos veces al año para recolectar donaciones para su Fundación en Choluteca.